Ingeniería al servicio de la calidad y las personas

Bajadas de luz, gas, hipotecas y carburantes para empezar 2016

28.12.2015 13:37

Luz, gas, peajes, transporte, carburantes... Todo bajará a partir del 1 de enero. Las decisiones políticas en unos casos y la evolución a la baja de los precios de las materias primas por la renqueante marcha de la economía mundial por otro han propiciado que el arranque del año 2016 vaya a ser más llevadero para los bolsillos de los españoles.

 

Luz, gas y butano. Las facturas de la luz y el gas bajarán una media del 0,7% y del 3%, respectivamente, por decisión del Gobierno. El Ejecutivo decidió a mediados de diciembre congelar la parte regulada de los recibos. Dado que el precio de las materias primas, el otro componente de los recibos, ha bajado en los últimos meses, el resultado es que las facturas se van a abaratar en ambos casos. Además, el precio de la bombona de butano de 12,5 kilos se revisará a mediados del mes de enero. La previsión es que su precio baje debido también al abaratamiento de la materia prima en los mercados mayoristas. De momento, su precio es ya un 27% inferior al de enero de 2015.

Hipotecas. Con los tipos de interés situados en mínimos históricos –0,05%–, el euribor, que corre paralelo, sigue con su espiral descendente. En diciembre cerrará en el 0,059%, perforando de nuevo su mínimo histórico y provocando el abaratamiento de las hipotecas. Un préstamo tipo para la compra de vivienda de 120.000 euros, a 25 años y con un interés de euribor más un 1% de diferencial se abaratará en 15 euros al mes. Los expertos creen que será muy complicado que el indicador llegue a situarse en el 0%, pero consideran que seguirá a la baja en los próximos meses, lo que beneficiará a los hipotecados.

Carburantes. El crudo Brent, materia prima para los carburantes, continúa con su particular calvario. El pasado día 24 su cotización cerró en 37,89 dólares el barril, frente a los 57,88 dólares que marcaba a comienzos de año. Los expertos de Citi y JP Morgan creen que, el año próximo, su precio podría caer al entorno de los 20 dólares. De momento, sin llegar a esos límites, gasolina y gasóleo ya cuestan menos de un euro el litro en las estaciones de servicio, frente a los 1,14 y 1 euro de hace un año.

Peajes. Después de quince años subiendo, los peajes bajarán en 2016. Lo harán un 0,6%. La rebaja es fruto de aplicar la fórmula de actualización automática anual que el sector de las autopistas pactó con el Gobierno en 2002. Se trata de una fórmula que tiene en cuenta el IPC entre los meses de octubre de un año y el siguiente y la evolución de los tráficos, entre sus principales variables. El sector quedó fuera de la Ley de Desindexación, que aprobó el Gobierno para desligar los precios de determinados servicios y contratos del IPC. En Cataluña, no todos los peajes bajarán. Aquellos que dependan de la Generalitat se congelarán. La decisión afecta a las autopistas C-32, C-33 y C-16, así como a los túneles de Vallvidrera y del Cadí.

Transporte público. En las dos ciudades más grandes, Madrid y Barcelona, los precios de los transportes públicos quedarán congelados en 2016. En Madrid, PP y Ciudadanos llegaron a un acuerdo para mantener los precios hasta 2019 como parte del pacto para que la formación naranja apoyase la investidura de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad. En Barcelona, la Autoridad de Transporte Metropolitano (ATN) aprobó rebajar el precio de los abonos de 2 a 6 zonas, la ampliación de la T-12 hasta los 14 años y la congelación tarifaria del resto de títulos.

Transporte aéreo. Como en el caso del combustible para automoción, el queroseno también se ve influenciado por el petróleo. Lo que ocurra en el mercado aéreo español en 2016 vendrá marcado, en buena medida, por lo que haga la compañía líder en el país, Ryanair. La aerolínea irlandesa ya ha anunciado que, de mantenerse el escenario actual con el petróleo barato y la libra fuerte, reducirán los precios un 10%.

IBI. El Ministerio de Hacienda permitirá a los ayuntamientos rebajar hasta un 20% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para los edificios que sean más eficientes en términos energéticos. Para beneficiarse de dicha bonificación, los propietarios del inmueble deberán acreditar el certificado energético ante el Ayuntamiento. En Madrid, el equipo de Gobierno de Manuela Carmena ha aprobado una bajada del IBI general del 7% y su subida de hasta el 9,54% para las grandes superficies no residenciales. En Barcelona, el IBI subirá para las viviendas con un valor catastral superior a los 100.000 euros. El incremento será progresivo y estará entre el 4% y el 6%, con mayor imposición para las casas que superen los 300.000 euros. El Ayuntamiento de Barcelona defiende que un 79% de las viviendas no tendrá subidas de este gravamen.


 

Publicado por: LA RAZÓN.ES / Autor: R. L. Vargas

Volver

Buscar en el sitio

© 2015 Todos los derechos reservados.